Outfits of the Day

Emilia

Dedicated to my grandmother and her beautiful soul. 

En un palacio situado entre el cielo y el mar

Vivía la Princesa Emilia.

En su palacio de nubes ella quería volar.

El Rey, no quería que su hija saliera al mundo,

Él dijo “El mundo está mal,

Todos  muy pronto van a llorar.”

Emilia, no entendía el porqué,

Su papá nada más veía la melancolía.

“Pero papá; hay unos que son amables,

Ellos tratan. ¡Por Favor! Ellos también valen.”

El Rey había decidido.

Emilia, no podía ir a ese vacío.

Cuando el sol se escondió,

Y la luna se encendió,

Emilia, se escapó.

Ella fue al mundo con toda su  fe

Pero lo que vio no le agradó.

La gente estaba llena de rencor y odio.

Emilia, lloró y regreso al palacio.

 

El Rey estaba esperando,

Furioso porque ella lo desafió.

Pero las lagrimá de Emilia, lo calmó,

Y él le preguntó: “¿Hija porqué lloras?”

“Papá lloro por todo lo malo que hay en el mundo.”

“Hija, no hay ninguno que valga.”

Emilia, lo miró con sus ojos de oro,

“Existe uno que vale por todos.”

El rey no le creía, pero por su hija,

El decidió tener fe en una vida.

“Tienes tres días para encontrar a una persona,

Una que tenga un corazón puro y lleno de amor.”

 

Emilia, buscó una persona,

La que iba a valer por todos.

Pero su viaje no fue agradable,

La humanidad estaba débil,

Con odio y malicia,

No había uno que valiera.

En el tercer día la princesa estaba muy cansada,

Día y noche de búsqueda y nadie bueno apareció.

Ella se sentó  debajo de un árbol,

Emilia, no tenía ánimo para continuar

Y empezó a llorar.

Del cielo un rayo se cayó,

La princesa miró a sus alrededores

En la distancia venía una joven,

Vestía un traje de flores.

“¿De dónde viniste?”

La joven no le contestó, sólo la miró.

La princesa pensó que no entendió,

Y otra vez le preguntó.

“¿De dónde eres?”

La joven le tomó la mano y le enseñó,

Con el corazón, un nuevo mundo, le describió.

La princesa sonrió, por fin la encontró,

A la persona que valía por todos.

Una joven que iba a salvar a un mundo vacío.

Con su corazón immenso

Y con la paz que ilumina sus ojos

Ella iva a tranfromar a todos con su presencia.

Porque ella sabiá que el odió

Mataba las puros de corazón.

Y ella no iba permitirló.

 

Tres días después la princesa regresó al palacio.

Emilia, le contó  al Rey lo que había encontrado.

“Hija, entre la agonía y los egoístas,

Encontraste a una maravilla.”

Emilia, lo abrazó.

“Papá tengo fe,

Ella es la salvadora,

Ella va a triunfar.

Todos la van a seguir,

Hasta el otro fin.”

Y en su palacio entre el cielo y mar,

Entonces; la princesa vigiló sobre el mundo,

Con sus ojos de oro.

Y de vez en cuando la joven sonreía hacía el mar,

Reconociendo una vida llena de amor y amistad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s